Cómo mejorar la autoestima

por Alfredo

Los problemas de autoestima son problemas que hacen que no nos desenvolvamos con tranquilidad, confianza y seguridad en los distintos aspectos en los cuales abarcan los mismos. Son problemas que provienen por distintos factores, que pueden ser tanto externos como propios a nosotros, tal es el caso de padres, profesores y otros miembros de autoridad para jóvenes estudiantes y más cuando son más pequeños.

Siguiendo el ejemplo, si los padres del niño se pasan más tiempo criticándolo que elogiándolo, el chico no desarrollará un buen autoestima y debido a que son personas en crecimiento con cambios repentitos, es normal que cambien sus creencias y valores en base a lo que dicen los demás y construyan una autoimagen no propia.

Así como también puede aparecer la baja autoestima cuando alguien en quien apostamos mucho nos hace de menos constantemente, pero igualmente no todas las críticas pueden venir del exterior, sino que las propias son a veces las más infundadas y sin sentido. Por eso, traemos unos cuantos tips para ayudar a mejorar la autoestima, un problema importante pero que tiene solución.

  • Primero que nada, hay que dejar atrás los pensamientos negativos sobre uno mismo, no mirar ni centrarse tanto en los defectos y potenciar y observar los aspectos positivos con los que se cuenta. Es ahí cuando uno se da cuenta de lo duro que es consigo mismo y cambia la manera de ver aquello que se criticaba tanto.
  • Dejar de lado la perfección y ponerse como objetivo la meta ayuda a comprender que la perfección es algo a lo que todos aspiran y nadie alcanza. Así que, en vez de tratar de cambiar algo para ir a por el objetivo, mejor ir sabiendo las virtudes y defectos y desenvolverse en los aspectos positivos con los que se cuenta.
  • Saber que errar es de humanos y que cada error ayuda a que aprendamos para no volver a cometer el mismo error. Los errores son parte del aprendizaje y cada persona se desenvuelve mejor en una cosa que en otra, por lo cual es normal errar hasta en lo que se es bueno, pero a no desanimarse y, al contrario, animarse a intentar por más que haya riesgo de error. El que no arriesga no pierde, pero tampoco gana nada.
  • Experimentar cosas nuevas, probar actividades diferentes que cambien la vida rutinaria que se está llevando. Después de eso, sentirse contento por los nuevos horizontes explorados y las nuevas metas alcanzadas.
  • Saber qué se puede cambiar y qué no es algo primordial para saber en qué uno debe o no perder tiempo. Con esto, se ahorran los problemas al intentar cambiar algo que costará mucho y se potenciarán los cambios en aquello que es más sencillo.
  • No temer expresarse, estar orgulloso de los pensamientos que uno tiene y saber que la diversidad hace que uno no siempre piense igual que los demás. Equivocados o no, nuestro pensamiento debe hacernos sentir orgullosos.
  • Disfrutar el tiempo, no pensar en aquello no realizado. Pensar en aquellas cosas que uno no hizo como un error que ahora podemos revertir disfrutando el tiempo con algo que deseamos experimentar.

Entonces, ¿Cómo mejorar la autoestima? pues, debemos solamente disfrutar la vida, vivirla y tratar de ser felices con lo que se tiene. Siempre intentando mejorar y conseguir cosas que nos hagan más felices a nosotros y a todo nuestro entorno, pero sabiendo que ponerse tristes por lo que no tenemos no cambiará nuestra situación. “Llorar cuando se está triste es demasiado fácil, mejor sonreír que es más difícil”.

Deja un comentario

Previous post:

Next post: